Así es la vida de una niña alérgica al sol

22 julio, 2015

Desde que tenía 4 años, Savannah Fulkerson, és alérgica a la luz solar. Para ella, salir a la calle es totalmente una tortura. Su piel se quema con el contacto directo del sol, dejando cicatrices y ampollas por todo el cuerpo.

"Cuando estábamos al aire libre cerca de unos 20 minutos, mi hija me decía: me quemo", explica la madre al programa de televisión 'Good Morning America'. "Gritaba desesperadamente, como si le hubiese atropellado un coche y no paraba de llorar".

La niña visitó muchos pediatras y especialistas para encontrar una explicación a todos estos síntomas. Al principio creían que tenia un simple eczema, una enfermedad de la piel que hace que aparezcan ronchas rojas y picores.

5 años después, los doctores de Children's Hospital of Los Angeles, diagnosticaron a la pequeña 'Erythropoietic protoporphyria', una extraña condición genética que provoca hipersensibilidad a la luz solar. 

Aunque la enfermedad es incurable, con el diagnóstico, ahora la niña puede llevar una mejor vida protegiéndose del sol. Aunque nunca podrá disfrutar de un día en la playa o la piscina, o no puede quedar tranquilamente con sus amigos en la calle sin ir totalmente tapada.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información