Un millonario se deshace de su fortuna para llevar una vida minimalista

30 octubre, 2015

Se llama Liu Jingchong y tras sufrir un accidente de coche cuando viajaba con sus amigos en 2012, tuvo una crisis de fe.

"Ganaba mucho dinero, y no puedo decir que odiara mi vida, hasta podría decir que era feliz, pero todo cambió cuando mis amigos y yo sufrimos un accidente de coche, cerca de la provincia de Qinghai (China)" decía Liu.

Tras el accidente, algunos quedaron internados en un hospital, y Liu decidió quedarse en un hotel con la única posesión que tenía a mano, un libro de budismo.

"Me cambió la vida", desde entonces se tomó un año sabático, se mudó a vivir a las montañas de Zhongnan, se deshizo de todas sus posesiones incluyendo sus siete automóviles, su mansión y sus casas de fin de semana, y compró una pequeña cabaña en la montaña, que disponía de lo suficiente para sus necesidades.

Se unió al templo Baochan y trabaja en una cocina comunitaria, pasa sus días rezando y cocinando para otros monjes, duerme en una cama de tabiques y no necesita ningún lujo para vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información