Muere un joven de 16 años obligado por sus padres a beber alcohol para darle una lección

22 noviembre, 2015

Una pareja querían darle una lección de vida a su hijo Kendall, de 16 años, sobre los peligros que podía suponer el alcohol.

No querían que le pasara como a su padre biológico, que es alcohólico, y ambos decidieron obligarle a beber hasta que cogiera una buena borrachera y le dejara una gran resaca.

El joven, según algunos testigos, durante dos horas ingirió tequila, cerveza y whisky. 

El padrastro encontró de madrugada al joven en su cama inconsciente y rodeado de vómitos. Llamó a emergencias pero nada se pudo hacer por su vida.

La autopsia determinó que la muerte había sido causada por complicaciones derivadas de la intoxicación aguda del alcohol.

Ahora la madre y el padrastro se enfrentan a una posible condena por homicidio.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información