Conoce el extraño caso de la niña que no siente hambre, ni sueño, ni dolor

28 enero, 2016

Se llama Olivia Farnsworth, tiene 7 años y no siente necesidad de comer ni de dormir, y tampoco puede sentir dolor.

Esta niña británica a la que los médicos llaman 'biónica' por esta rareza en su ADN, ya que ella no dispone del cromosoma 6. Los especialistas aseguran que es el único caso en el mundo en el que se evidencian la ausencia de estos tres síntomas en una persona.

"No conoce lo que es el peligro", asegura su madre, Niki Trepak. La niña tuvo un grave accidente. Fue atropellada y arrastrada por un coche, dejándole la marca de los neumáticos sobre su pecho y la piel de los dedos y la cadera totalmente levantada, heridas graves que sorprendieron a testigos del accidente y a los médicos, a lo que ella sólo decía "¿Ocurre algo?".

Además, puede llegar a estar tres días seguidos sin dormir. Y se alimenta por su necesidad fisiológica para sobrevivir, no porque su estómago se lo pida.

Según su madre, cuando ella era un bebé, ya se notaron señales de que algo no iba bien, pues nunca lloraba, y tampoco quería dormir. Con 4 años "apenas comía nada más allá que batidos de leche y sándwiches de mantequilla". 

Olivia es un niña feliz, que toma medicinas para poder dormir. Los médicos aseguran que lo único que se puede hacer es "controlar sus síntomas".

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información