Un chef pierde 45kg en 7 meses comiendo pizzas todos los días

17 febrero, 2016

El Chef Pasquale Cozzolino, llegó a pesar 167 kilos después de mudarse a los EEUU desde Italia.

"Descubrí las Oreo, nunca las tuvimos en Italia, era como una adicción, comía 10 o 12 galletas y con el tiempo me comía toda la caja. Era una droga para mi", decía Pasquale.

Los malos hábitos hicieron que aumentara de peso, y ya no podía hacer las cosas que tanto le gustaba, como jugar con su hijo en el parque.

"Tenía problemas de rodilla, de espalda, tres úlceras en el estómago...", decía.

Así que decidió hacer algo acerca de su situación, sin renunciar a las gaseosas ni los dulces, y volver a la dieta mediterránea con la que se crió en Nápoles.

Comenzó a hacer la pizza margarita tradicional en casa todos los días para el almuerzo, usando una receta familiar, con harina sin blanquear, agua, sal marina y levadura. Sin la mantequilla o manteca de cerdo que se encuentra típicamente en pizzas de Nueva York.

"Mezclamos todo junto, se deja reposar por 36 horas y luego el gluten ya no tiene más peso", asegura. Luego condimenta la pizza con salsa de tomate, albahaca y mozzarella fresca, sumando 600 calorías.

Ese sería su almuerzo diario, para el desayuno tomaba cereales multigrano, fruta, jugo de naranja y café. Y su cena, una pequeña ensalada con un poco de proteína y una copa de vino.

Adaptarse a la dieta, con la reducción de azúcares y calorías no le fue fácil, ya que sufría dolores de cabeza y mal humor en los primeros meses, pero después su cuerpo empezó a acostumbrarse y comenzó a bajar de peso, llegando a perder hasta 45 kg en 7 meses.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información