La broma más cruel de San Valentín: hacerle creer a su novia que va a pedirle matrimonio

18 febrero, 2016

Se llama Brad Holmes, un joven de 24 años, que decidió gastarle una broma a su novia, Jenny Davies de 22 años, en San Valentín.

Preparó una cámara y llamó a su chica que veía la televisión tranquilamente, argumentando que tenía algo muy importante que decirle.

Se puso de rodillas, asegurando que estaba temblando y muy nervioso. Ella se llevó las manos a la cabeza creyendo que su chico le iba a pedir matrimonio.

El chico sacó una pequeña caja, y al abrirla la chica se marchó con un enfado monumental.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información