Se ahorra 7.000 euros al crearse su propia ortodoncia con una impresora 3D

2 abril, 2016

Se llama Amos Dudley y es un estudiante de New Jersey Institute of Technology, que necesitaba una ortodoncia.

Buscando alternativas se dio cuenta de que en realidad lo que necesitaba, lo podía conseguir con una impresora 3D, así que decidió fabricarse su propia ortodoncia.

Con una inversión de tan sólo 60 dólares (53 euros) consiguió lo que le hubiese costado 8000 dólares (un poco más de 7.000 euros).

"No hay suficiente competencia en el sector, los precios son demasiado elevados", aseguraba Amos.

En su blog cuenta, paso a paso y con imágenes, cómo creó su propia ortodoncia.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información