Un joven británico salió de fiesta en Reino Unido y se despertó en Barcelona

3 abril, 2016

Alex Caviel de 21 años salió con sus amigos de fiesta por una zona de bares en Chelmsford (Reino Unido) y al despertar al día siguiente vio que se encontraba en Barcelona.

Casi 2.000 kilómetros de distancia, pero el alcohol y el desmadre de la fiesta hizo que acabara en un avión con rumbo a España y luego no recordara nada.

"Mi mejor amigo y yo fuimos a casi todos los pubs de Chelmsford, pero a eso de las tres y media mi amigo desapareció y recuerdo que pensaba para mí que estaría bien viajar a alguna parte", decía Alex.

Terminó en una estación de autobuses de la ciudad británica, se montó en un bus destino al aeropuerto y desde allí cogió un vuelo a Barcelona. "Todo lo que recuerdo son destellos del aeropuerto de Stansted", aseguraba.

Horas después, se encontraba en Barcelona con lo puesto, así pues saludó a sus amigos en Facebook con un simpático "¡Buenos días, Barcelona! He encontrado un buen hotel de vacaciones en la playa por un par de días. Ahora necesito encontrar buena comida, buena compañía y comprar algo de ropa".

El joven cree que este viaje improvisado podría haberle costado en torno a 1.275 euros en lo que se incluye los vuelos, la estancia en hoteles distintos y entradas para disfrutar de un partido del F.C. Barcelona.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información