Se construye una caja de madera para vivir en ella y ahorrarse gastos de alquiler

6 abril, 2016

Peter Berkowitz es un joven ilustrador que se mudó a San Francisco (California), pero no tenía intención alguna de pagar los altos costes de alquiler en esa ciudad.

Decidió construirse una caja de madera de 243 centímetros que puso en el salón de la casa de un amigo.

"Vivir en una caja de madera es de tontos. Pero la tonterías no es nada comparada al absurdo coste de la vivienda en San Francisco y la caja es una solución que me ha funcionado. Mucha gente tiene departamentos con el espacio/capacidad de hospedar a otra persona pero elige no hacerlo porque no existe una forma atractiva de hacerlo", explicaba Berkowitz en su blog.

Construir la caja le ha costado 1300 dólares y por dejarle colocarla en su sala de estar, Peter paga a su amigo 400 dólares al mes, mientras que las otras cuatro personas que viven en la casa pagan 800 dólares cada uno.

El joven de 25 años asegura que su habitación, aunque debe agacharse al entrar, le parece bastante cómoda. Cuenta con un escritorio plegable, un respaldo acolchado y una buena iluminación a base de luces led.

Detrás del cabecero de la cama guarda su ropa, y sus zapatos en una mochila fuera de la caja.

Para hacer la habitación de madera, Peter se ha inspirado en los famosos 'hoteles cápsula' de Japón, y ahora trabaja en insonorizar su espacio, ya que le gusta la tranquilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información