Un tribunal francés dictamina que llamar "maricón asqueroso" a un peluquero no es homófobo

9 abril, 2016

Un Tribunal de lo Laboral de París ha exculpado a la propietaria de un salón de belleza que llamó "maricón" a uno de sus empleados, al considerar que no puede ser considerado un insulto homófobo dado el gran número de homosexuales que hay en dicha profesión.

La sentencia fue pronunciada en enero pero no ha saltado a la luz pública hasta que ha llegado a manos del Defensor del Pueblo francés, a quién la victima ha recurrido.

Los jueces establecen en su dictamen que "en el contexto del ambiente de la peluquería no puede considerarse homófobo puesto que es sabido que los salones de peluquería emplean regularmente a personas homosexuales, sobre todo en los salones de peluquería femeninos, sin que eso suponga un problema".

Ese argumento sirvió para exculpar a la propietaria del salón de peluquería de la acusación de homofobia, aunque le impusieron una sanción de 5.000 euros de indemnización por despido, por romper de forma abrupta el contrato, ya que antes de hacerlo envió al empleado un mensaje al móvil que decía "No lo veo, no le voy a mantener, es un maricón asqueroso, no hacen más que putadas".

La sentencia ha provocado gran polémica en Francia, la ministra de Trabajo, Miriam El Khomri, ha asegurado en radio RTL estar "escandalizada y sorprendida" con la noticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información