Una chica pierde su trabajo porque necesitaba tener sexo 10 veces al día

28 abril, 2016

Sami Walton, una británica de 29 años, ha perdido su trabajo y a sus amigos por su necesidad de tener relaciones sexuales como mínimo 10 veces al día.

Ella reconoce que tiene un "grave problema", aunque mantiene una relación estable con James, un hombre de 38 años, que trata de ayudarla a llevar una vida mejor.

"Al principio creía que me había tocado la lotería, pero ahora es sumamente agotador. Con todo, intento ser complaciente", asegura James. Además cuenta que ha tenido que mantener sexo con Sami hasta 40 veces en un fin de semana.

La adicción al sexo le llegó a Sami a los 20 años, tras una ruptura traumática con su novio, empezó a quedar con desconocidos para saciar sus necesidades sexuales. Llegó a viajar por el país para tener encuentros sexuales tanto con hombres como con mujeres.

En el año 2010 se despertó en el apartamento de un desconocido y había perdido todos sus ahorros, ahí se empezó a dar cuenta de que tenía un problema y tuvo que acudir a psiquiatras para comenzar a tratarse y medicarse contra su 'ansiedad'.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información