El sorprendente caso de una mujer que duerme 22 horas al día

10 noviembre, 2014

Beth Goodier es una mujer de Stockport, Greater Manchester (Reino Unido), que sufre el síndrome Kleine-Levin (KLS), también conocido como el síndrome de la bella durmiente.

Goodier empezó a sufrir esta enfermedad a los 16 años. "He pasado la mitad de mi vida en la cama. Otras personas van a colegios, universidades, consiguen trabajo y se buscan a sí mismos. Mi enfermedad te roba todo eso. Mi vida está en suspense. Solo recuerdo retazos, es como si mi vida desapareciera", ha explicado Goodier en un programa de la BBC.

Los afectados por este síndrome, mientras sufren los episodios, pueden ir al baño, tomar agua y hacer otras cosas, pero no están verdaderamente despiertos y cuando se levantan no recuerdan nada de lo sucedido.

También pueden darse situaciones de sobrealimentación compulsiva, deterioro de las capacidades mentales, desorientación, agresividad, conducta sexual deshinhibida y también alucinaciones.

Por eso, Beth no puede ni salir de casa, ni asistir a la universidad, ni hacer vida normal, puesto que tiene que estar vigilada por su madre. Unas 1000 personas en todo el mundo padecen este extraño síndrome.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información