Esta enfermera ha sido criticada por su color de pelo y así responde ella

20 julio, 2016

Lamentablemente, que te juzguen por tu aspecto físico es algo que sigue sucediendo a día de hoy. Mary Walls, una enfermera estadounidense, sufrió las burlas de una cajera de supermercado por llevar el pelo teñido de distintos colores.

"Me sorprende que te permitan trabajar en un hospital con este pelo. ¿Qué piensan los pacientes al respecto?", decía la empleada del supermercado.

Además de eso, la cajera intentó que otros clientes también se metieran y opinaran negativamente de su pelo. Ante la pregunta de la cajera a una señora mayor, ésta se dirigió a Mary y le dijo: "Yo no tengo nada en contra de tu pelo, cariño. Simplemente no es para mi".

Al llegar a casa Mary decidió desahogarse a través de Facebook escribiendo el siguiente mensaje: "No puedo recordar ningún momento en el que mi color de pelo me haya impedido proporcionar un tratamiento para salvar la vida de algún paciente. Mis tatuajes nunca me han impedido cogerles de la mano cuando están asustados y llorando porque el alzheimer ha robado sus recuerdos. Mis múltiples pendientes en la oreja nunca ha interferido en poder escuchar y recordar sus mejores momento, ya que expresan sus últimos deseos. Mi piercing en la lengua nunca me ha impedido darle a un paciente palabras de aliento a un paciente al que han diagnosticado una enfermedad o a una familia que haya perdido a un ser querido."

"Por favor, explícame por qué mi apariencia, acorde a mi carácter alegre, mi corazón servicial y mi cara sonriente, pueden hacer que no haga bien mi trabajo como enfermera", finalizaba Mary.

La publicación en Facebook ha sido compartida múltiples veces haciendo que la historia se haga viral. A pesar de ello, vivimos en una sociedad en la que el aspecto físico sigue siendo un tema delicado, pero hay que recordar que las apariencias engañan.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información