Un perro salva la vida de su dueño al arrancarle un dedo a mordiscos

16 noviembre, 2014

Jerry Douthett, un hombre de 48 años de Rockford, Michigan, se despertó con la desagradable sorpresa de que parte de su dedo gordo del pie estaba arrancado y ensangrentado.

Su perro le había amputado el dedo, y él no habia notado nada a causa de su estado de ebriedad.

"El perro siempre se quedaba conmigo en la cama, esa noche me desperté, miré mi pie y estaba húmedo. Vi que era sangre y ahí estaba el perro mirándome con sangre en su bigote", dijo Douthett.

Su esposa Roseek, lo llevó al hospital, donde los médicos descubrieron que padecía diabetes tipo 2. El dedo semiamputado estaba muy infectado y los cirujanos tuvieron que amputar el resto del dedo.

Su esposa ya le advirtió semanas atrás de que visitara a un médico porque le veía el dedo algo extraño. "La moraleja de la historia es que el perro salvó mi vida, porque de otra manera nunca hubiese ido a ver al doctor", dijo Douthett.

El perro parecía saber que Douthett tenía una infección que necesitaba tratamiento. "Sólo mordió la parte infectada y se detuvo en la parte buena", dijo Rosee. "Bromeamos con que no deberiamos haber pagado el co-pago porque él hizo la mitad del trabajo mordiendo el pie", agregó.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página web. Más información